Leire Pajín en los Goya (…despierta nuestra imaginación)


Parece que anoche nuestra ministra peposa no llevaba puesta su Power Balance

Así que como ella se ríe constantemente de nosotros y subestima nuestra inteligencia, vamos a dar rienda suelta a nuestra imaginación… Se aceptan sugerencias (prometo añadirlas).

¿Alguna sugerencia? Las iré poniendo aquí abajo 😀

Anuncios

Avatar (2009)


Director: James Cameron.

Guión: James Cameron.

Título original: Avatar.

Reparto: Sam Worthington, Zoe Saldana, Sigourney Weaver, Stephen Lang, Giovani Ribisi, Michelle Rodríguez.

Presupuesto: Entre los oficiales 240 mill. $ y los más realistas 500 mill. $.

Género: Acción, ciencia-ficción, bélico.

Premios: de momento cuatro nominaciones en los Globos de Oro en las categorías de mejor película (drama), director, banda sonora y canción. Se llevará como mínimo algunos Oscar por sus apartados técnicos, eso seguro.

Llevaba esperando el estreno de Avatar durante casi un año y debido a su secretismo, envergadura y longitud del proyecto me había creado un cúmulo importante de expectativas a cumplir. Primero comienzas a enterarte de que tiene un presupuesto récord, después de que será una peli de ciencia-ficción como nunca ha existido y por último que los efectos especiales son los mejores y que revolucionará la industria del cine… Hasta que llega el día en que la ves.

En fin, la película hace méritos y es buena, sí, pero pretende ser (o dicen que es) más de lo que realmente es.

Avatar simplemente es un despliegue excepcional de creatividad y técnica que te mantiene con los ojos bien abiertos durante su metraje gracias al grandioso mundo que se ha creado para la ocasión, Pandora (de hecho el 95% de mi valoración personal es gracias al gran apartado técnico).

Flora, fauna, paisajes y toda la tecnología que la raza humana despliega en el planeta asombran con su realismo y originalidad. Otro gran acierto del film es la tribu humanoide residente llamada Na’Vi, una suerte de cruce entre elfos gigantes y felinos azules que hasta acaban resultando reales, bellos y estilizados a ojos del espectador.

En cuanto a si su visionado en el manido “3-D” es justificable he de decir, bajo mi punto de vista, que no. Y hasta el momento en el que escribo esta crítica no he encontrado una película que lo merezca. En el caso particular de Avatar estuve aproximadamente quince minutos atento a los efectos tridimensionales y me sorprendieron tan poco como en cualquier otra película hasta el punto de que durante el resto del film ni siquiera me fijé en ese aspecto (y eso que se vendía como una experiencia impresionante…)

De hecho creo que esta nueva juventud del “3-D” es la mejor manera para estropear el visionado de una película; aparte de los 3 eurazos que te clavan por las enésimas gafas anaglifas el largometraje pierde calidad y color de la imagen.

Por otra parte y dejando a un lado aspectos técnicos ha llegado el inevitable momento de hablaros del guión… Porque como bien me decía etothepitimesi su plantemiento no es nada más y nada menos que la versión intergaláctica de Pocahontas.

No diré mucho más, pero durante toooooda la película se repiten una y otra vez los clichés más cansinos del cine de acción, aventuras y bélico. Hablando en plata: los malos malísimos frente a los buenos buenísimos, el paria reconvertido en héroe que lucha por una nueva vida, el mandamás ambicioso, el soldado curtido sin escrúpulos, la apuesta hija del jefe de la tribu, su aguerrido prometido…

Para que nos entendamos, la trama es tan previsible y sus personajes tan simples que el guión se podría esbozar perfectamente en un fin de semana (a veces resulta hasta ridícula, como por ejemplo la secuencia del ritual de la tribu). Aparte de eso la historia también tiene un marcado acento ecologista y tiene similitudes con la Hipótesis de Gaia, así que por lo menos el mensaje que se intenta dar es bueno.

En fin, ya sabéis lo que pienso… Que no os engañen publicidades, medios y otros triunfalistas: Avatar no deja de ser un caramelo de envoltorio y una pinta excepcionales, pero una vez en la boca no deja el sabor que prometía. Si no te importa eso te aseguro que el caramelo te encantará.

En cambio si buscas algo que no viva de las apariencias y posea algo de profundidad te decepcionará… Aunque al menos habrás pasado el rato.

Vosotros tenéis la última palabra. Aquí os dejo el tráiler: