El experimento Polgár


A finales de los sesenta un psicólogo húngaro aficionado al ajedrez llamado László Polgár quiso mostrar al mundo lo sencillo que era “fabricar” un genio en algún ámbito o arte.

Obsesionado con el estudio de los genios de la historia y tras estudiar la biografía de cientos de intelectuales creyó encontrar algo que muchos de ellos tenían en común: la especialización a muy temprana edad.

Por ello y sin detenerse demasiado a pensar en los problemas éticos y morales de su experimento se casó con una pedagoga que estaba interesada en el mismo tema y tuvieron tres hijas a las que sometieron a estudio para satisfacer sus curiosidades.

Las hermanas Polgar

Las hermanas Polgar

Desde el primer momento sus hijas no fueron a la escuela y su educación fue encaminada exclusivamente al ajedrez pues para Polgar era “un arte, una ciencia y una competición por la que los resultados del experimento se podrían medir“.

Con sólo cuatro años la primera de sus hijas -llamada Susan– creó sus propios problemas de ajedrez, de los cuales algunos se usan actualmente en las escuelas. Una década después, con quince años, era considerada la mejor jugadora de ajedrez del mundo según el sistema de puntuación Élö de la FIDE y durante los 22 años siguientes nunca bajó del tercer puesto.

El mítico Bobby Fischer enfrentándose a Susan Polgar

El mítico Bobby Fischer enfrentándose a Susan Polgar

Sofia, la segunda de las hijas del matrimonio Polgár, asombró al mundo del ajedrez con sus resultados en el torneo de Roma ’89. Sus resultados fueron conocidos para los aficionados como “el saco de Roma“, ya que ganó el campeonato obteniendo una puntuación de 8.5/9, es decir, todas las partidas ganadas salvo una en tablas. Hasta el año 2006 fue la mejor puntuación jamás obtenido por una mujer en un torneo y uno de los mejores sin importar el sexo del jugador.

Todos estos resultados comenzaron a confirmar las sospechas de László con respecto a su teoría pero no consiguieron saciar su sed: quería una campeona del mundo y quería conseguirlo con su tercera y última hija, Judit.

polgar sisters

De izquierda a derecha: Sofía, Susan y Judit Polgár

Judit Polgár no sólo resulto una magnífica jugadora de ajedrez sino que actualmente es la mejor jugadora de todos los tiempos conservando su primer puesto mundial desde hace varias décadas.

A los quince años consiguió ser el jugador más joven de la época en ser nombrado Gran Maestro Internacional, desbancando al mismísimo y recientemente fallecido Bobby Fischer. Ha jugado y ganado a los mejores, desde Gari Kaspárov hasta el actual número uno mundial Veselin Topalov.

También demostró su combatividad al denunciar la discriminación que sufría el ajedrecismo y negarse a jugar en torneos exclusivamente feminios: “[La ausencia de mujeres en el ajedrez] es un problema cultural, ya que se suele orientar a los niños hacia diferentes actividades según su sexo; es normal regalar a los niños un coche y a las niñas una muñeca. En ocasiones son los padres los que desvían a las niñas del ajedrez por considerarlo una actividad competitiva a pesar de que a muchas les guste”.

Gari Kaspárov frente a Judit Polgar

Gari Kaspárov frente a Judit Polgar

Actualmente a sus 32 años ocupa el puesto 43º del ránking de la FIDE siendo la única mujer de la lista y ostentando además el logro de ser la única mujer que ha llegado hasta el top diez.

Ahora bien, ¿se confirma con todo esto la idea de László Polgár…?. Es decir, el genio ¿nace o se hace?.