¿Qué sentido tiene vivir sin una polla?


Vodpod videos no longer available.

No puedo dejar de transcribir lo que es -bajo mi punto de vista- uno de los diálogos más brillantes de la historia del cine:

Amigo 1: Una cerveza y un chocho. Es todo lo que necesito.
Amigo 2: Pues tenemos que buscarnos una Pitufina.
A1: ¿Una Pitufina?.
A2: Eso es. No una pava creída de Middlesex, ya me entiendes, una rubia guapa que quiera hacer guarradas con los tíos. Como Pitufina.
Donnie Darko: La Pitufina no folla.
A2: Gilipolleces. Folla con los pitufos… ¿Por qué crees que la hizo Papá Pitufo?, porque todos los pitufos iban quemados.
A1: No, no, no, Vanidoso no. Me han dicho que es homosexual.
A2: Sí tío pero, ¿sabes?, Vanidoso mira mientras ella se los folla. ¿Vale?.
A1: ¿Y Papá Pitufo qué? Quiero decir… También participará.
A2: Sí. Lo que el hace es grabar toda la orgía entre pitufos y luego se la casca mientras ve la cinta.
Donnie Darko: En primer lugar, Papá Pitufo no creó a Pitufina. La hizo Gargamel que la envió como espía con la malvada intención de destruir el pueblo de los pitufos, pero la abrumadora bondad del estilo de vida de los pitufos la transformó. Y en cuanto a todo lo que has dicho de una orgía… (Risa) ¡Eso es imposible!. Los pitufos son asexuados, no tienen órganos sexuales bajo sus pantaloncitos blancos… ¿Sabéis? Eso es lo más triste de ser un pobre pitufo. ¿Qué sentido tiene vivir sin una polla?.

Donnie Darko (2001).

¿…Y qué contestáis a la pregunta? 🙂

Anuncios

Lo mejor de Hans Topo y Ralph Wiggum


Os dejo con unas geniales recopilaciones de un par de personajes secundarios a los que idolatramos: Hans Topo y Ralph Wiggum :D.

Vodpod videos no longer available.

Vodpod videos no longer available.

Y digo yo… ¿Cuándo nos cansaremos de ver Los Simpson?

Vía TascadeMoe.

La ‘Hell March’ de Corea del Norte


Vodpod videos no longer available.

Esas coreanas desfilando a toda leche con ese paso tan peculiar, falda y metralleta… Acojonante en todos los sentidos, ¿verdad?.

Pues esto seguramente lo habrán disfrutado más los que hayan jugado al primer Command & Conquer: Red Alert, de cuya banda sonora forma parte la canción del vídeo.

Llamada Hell March (marcha infernal), la canción acompaña al ejército comunista de dicho juego dándole el aire diabólico e imparable que tanto nos atrapó a mediados de los noventa…

Todo el mundo quiere a Lennon


“Todo el mundo te quiere cuando estás a dos metros bajo tierra.”

John Lennon, miembro de The Beatles.

De no haber sido asesinado a balazos en diciembre de 1980, hoy John Lennon habría cumplido setenta años. ¡Cuántas cosas hubiese podido legarnos en todo este tiempo…! 😦

Un iPhone de 1995


Hace unos días comentaba orgulloso en Twitter que había tenido la suerte de comprar en GAME un ejemplar de The Dig por la simpática y maravillosa cifra de dos euros.

Contento por el hallazago noventero oculto en lo más profundo de los saldos, me acerqué al mostrador donde el típico frikivendedor esperaba con ansiedad algo que llevarse a la caja registradora. Sin mediar palabra le entregué el juego, esperando con curiosidad su reacción:

– Anda, ¿y esto… qué es? –dijo mientras miraba las fotos del reverso-.

– Es… Una aventura gráfica de los noventa, de LucasArts y con historia de Spielberg –intentando hacerle ver que la cosa merecía la pena-.

– Ah, qué bien -torciendo la boca con la incredulidad del que piensa “hay gente para todo”-. ¡Dos euros, quién dijo que los videojuegos eran caros!.

– Je, je, pues sí… ಠ_ಠ

Hay que joderse.

Por si nunca habías oído hablar sobre el juego, The Dig es una de las últimas aventuras gráficas de la edad de oro del género; aquella que sacó el máximo partido a esos feos ordenadores del primer lustro de los noventa. Sus rasgos más destacables son sus gráficos dibujados a mano, su música y ambientación y, sobre todo, la historia de ciencia-ficción ideada por Steven Spielberg y desarrollada por Orson Scott Card.

El protagonista sostiene algo familiar entre las manos...

Dicho todo esto iré al tema central de la entrada. Resulta que ayer me dispuse a probarlo y en la introducción algo me puso los ojos como platos: el protagonista saca un aparato para comunicarse con el transbordador que tiene una pinta muy familiar…

La pantalla inicial del flamante PenUltimate, juguetito del futuro.

La agenda, llena de colegas de parranda y tías facilonas

Videollamada en curso... Eso sí, en un blanco y negro muy futurista.

Táctil, videollamada, poco grosor, diseño minimalista, bordes redondeados… Leches en vinagre, what the fuck ¡es un iPhone 4G!:

Vale que la predicción sea sólo con doce años de diferencia pero no deja de ser una gran sorpresa teniendo en cuenta el avance y evolución que las comunicaciones han sufrido en esta última década. (Y sólo hablo del apartado tecnológico… El estético está clavado.)

Quizás sea casualidad, quizás era algo muy predecible o quién sabe si es que los jefes de producto de Apple jugaban en su época a The Dig y además tienen por máxima que el futuro ideado en el pasado es, en realidad, el ahora.

Nota: he encontrado en YouTube la intro del juego en español… Así podéis verla 😉

Vodpod videos no longer available.

(La verdad es que algunos doblajes podían haber sido mejores, pero bueno, algo es algo).

Pues no habría pasado nada, Diego


“Parecía que había que darles la copa a España y los demás jugar por el segundo puesto.”

D. A. Maradona, seleccionador argentino.

La anterior frase estelar de Maradona es parte de su declaración hecha tras la derrota de España frente a Suiza en la primera jornada del mundial de Sudáfrica.

La selección española llegó con el cartel de favorita y jamás tuvo un gesto de soberbia y de desprecio a sus rivales. Y es que, como se suele decir, quien ríe el último ríe mejor y con prepotencia y mala fe nunca se consigue nada.

En una noche y tras un plumazo, España ya tiene la mitad de campeonatos del mundo que la Argentina de el Pelusa.

Ah, y sin marcar goles con la mano en la final… ¿No es cierto, Diego?.

Imagen del día


¿Quién fuma...? Click para verla entera

Está totalmente demostrado que fumar añade cierto atractivo a tu imagen y atractivo sexual. Se cree que el ser humano fuma cualquier cosa que se encuentra en su camino desde aproximadamente el 5000 a.C. y realmente la expansión mundial de este hábito adictivo no se produjo hasta bien pasado el descubrimiento de América.

Los primeros europeos que observaron el uso que los mayas daban a la planta del tabaco fueron compañeros de Colón. Curiosamente uno de ellos, llamado Rodrigo de Jerez y considerado como el primer fumador europeo, adoptó el hábito y fue apresado en España por La Inquisición porque “sólo el diablo podía dar a un hombre el poder de sacar humo por la boca”. Como siempre la Iglesia haciendo amigos.

Así que, debido a ciertos mitos terapéuticos y grandes caladas de exclusividad y fascinación, el vicio fue extendiéndose por el mundo. Tras la Revolución Industrial y con la llegada de la publicidad a través de todos los medios, el acto de fumar se había convertido en una moda socialmente aceptada y aplaudida.

Prácticamente cualquier imagen pública fumaba y, es más, lo mostraba en público sin complejos porque el fumador era un personaje estereotipado que mandaba un mensaje de dureza, rebeldía, personalidad y atractivo sexual. Todo eran ventajas, vamos.

Y es que aún hoy, cuando el tabaco está empezando a ser reprobado públicamente, siguen quedando posos de tal recuerdo en nuestro subconsciente. Solamente tenéis que volver a visualizar la imagen del día hoy para entenderlo.

En cuanto he visto a esa Angelina Jolie rebelde y desafiante se me ha venido a la mente esa imagen mítica de James Dean durante el rodaje de Gigante (o si lo preferís, también en el de Rebelde sin causa).

¿No os resulta familiar? Es un cliché publicitario que ha venido usando toda la vida la tabacalera Marlboro:

El tabaco está muy ligado al lejano Oeste, por eso también me acuerdo del gran Clint Eastwood en los spaghetti western de Sergio Leone: cigarro en la comisura, ojos entrecerrados y gesto circunspecto y severo.

Y en cuanto a mujeres pues qué decir, hay bastantes. Seguramente la que más ligada ha tenido su imagen a la del cigarro sea Rita Hayworth, uno de los mitos de Hollywood (si no el más grande). Siempre será recordada por su ceñido vestido palabra de honor en Gilda y por aparecer siempre con un cigarro en la mano.

Algún ejemplo más contemporáneo que se me venga a la mente es claramente el de Sharon Stone en Instinto Básico. De nuevo un cigarrillo fomentando todas las cualidades del personaje que interpretaba en el film.

¿Y en España qué? Pues hombre, el máximo icono patrio de la fumadora sexy y elegante siempre fue Sara Montiel. Tras su paso por Hollywood su interpretación de ‘Fumando espero’ en El Último Cuplé relanzó su carrera aún más y la convirtió en cantante de éxito:

Vodpod videos no longer available.

Yo no doy para más… Pero a ti, ¿qué exponentes del cigarrillo se te vienen a la cabeza?.