‘Portal’ en la vida real


Para quien no lo conozca, Portal es un juego de lógica en el que se tiene la capacidad de crear dos portales conectados visual y físicamente entre sí y que permiten viajes instantáneos y curiosos efectos o paradojas.

En la vida real sería algo alucinante…

Vodpod videos no longer available.

…Y que en un futuro lejano exista algo similar y nos permita viajar instantáneamente en el espacio (¡e incluso en el tiempo!) no es algo muy descabellado. Hay multitud de predicciones teóricas que posibilitan su existencia pero todavía hay mucha incertidumbre sobre el tema y ni tan siquiera se sabe si, de existir, serían estables y mucho menos usables.

Una manera genial de comprender el concepto —que aparece en Horizonte Final aunque creo que es obra de Carl Sagan— es la siguiente: coge una hoja de papel y dibuja dos puntos cualesquiera… Y ahora te pregunto ¿cuál es la distancia más corta entre dos puntos?.

Intuitivamente respondemos que la distancia más corta entre dos puntos es la línea recta, pero como el espacio-tiempo que ideó Einstein es deformable e irregular, la respuesta a la pregunta es cero. Coge de nuevo el papel y dóblalo de manera que  los dos puntos —origen y destino— coincidan y se conviertan prácticamente en el mismo punto, unidos por un hipotético agujero de gusano.

Si te interesa el tema puedes echar un vistazo al artículo de Wikipedia sobre los agujeros de gusano o ver este vídeo del Canal Historia donde lo explican de manera tan sencilla que lo entiendo hasta yo. 🙂

Vídeo vía Reddit | FanimeCon 2011

Nota: si algún físico o entendido en la materia lee esto seguramente necesite un paquete de kleenex para llorar a gusto. Soy consciente de ello. Se trata de una explicación de profano a profano con la mera intención de que al menos tengamos una idea sobre tan interesante tema. 😀

Anuncios

La paradoja del clon temporal


Porque explicarlo con palabras es un lío haré bueno el refrán de “una imagen vale más que mil palabras“:

No sé si os habréis fijado pero el título de la entrada tiene doble sentido en el término temporal. El clon de nuestro pobre amigo protagonista es temporal porque viaja en el tiempo y también porque aparece como tal durante un periodo de tiempo limitado 😀

Durante ese espacio concreto de tiempo el protagonista consigue la ayuda de su propio yo del futuro y, tras esto, de nuevo su yo del pasado le arrebata el clon que había conseguido del futuro. En otras palabras y hablando en plata, el clon está en un permanente bucle temporal.

Básicamente el instante en el que permanecen los dos juntos es el tiempo que tarda en convertirse el presente (cuando es el “ladrón”) en futuro (cuando se convierte en víctima del “robo” de su clon).

Podéis echar un vistazo a otras famosas paradojas espacio-temporales en la Wikipedia, todas ellas muy freak e interesantísimas. Ojo con las de las películas porque hay unos SPOILERS enormes y es pecado no haberlas visto antes de leerlo.

Cómo funcionan las cuerdas vocales (con Steven Tyler de Aerosmith)


Una de las características que nos han permitido llegar a donde estamos es sin duda nuestra capacidad de emitir una gran cantidad de sonidos controlados. (Entendeme: digo “sonidos” porque cuando Belén Esteban pasa por mi mente me es imposible referirme a la fonética propiamente dicha).

En fin, a donde quería llegar es que debido a nuestra capacidad de hablar y crear lenguajes para comunicarnos hubo un día en el que el ser humano comprendió que el progreso estaba chupao, vamos.

Y gran parte de nuestro avance se lo debemos a las cuerdas vocales, un par de membranas viscosas que vibran con el transcurrir del aire y cuyo aspecto -al contrario de lo que se suele pensar- es sutilmente diferente a unas cuerdas…

Las cuerdas vocales de "Anatomía de Gray". (No, no es la serie, es un tratado clásico de anatomía que dio nombre a la popular serie)

No te dejes llevar por las apariencias, aunque en el dibujo no parezcan muy sofisticadas hay que decir que tras millones de años de evolución casi ningún bicho viviente tiene un instrumento vocal tan chulo como el nuestro.

Su funcionamiento es bastante simple: como he dicho antes el aire pasa por las membranas y las hace vibrar. De ahí su parecido con las cuerdas de una guitarra, cuyo funcionamiento es similar.

Corte transversal de las cuerdas en vibración

A mayor velocidad de vibración (a.k.a. frecuencia), mayor agudez del sonido emitido y viceversa. Evidentemente también influyen otros factores como la constitución ósea de la tráquea, la boca, el diafragma e incluso la habilidad del individuo pero eso ahora no viene al caso.

Así que ahora que ya sabemos cómo son y qué hacen, os dejo el breve vídeo de la National Geographic en el que nos explican su funcionamiento tomando como ejemplo las de Steven Tyler, el horrendo cantante de Aerosmith. (Ojo las personas aprensivas: salen membranas, mucosas y babas un poco asquerosas.)

¿Interesante?. A mí me ha impresionado la manera en la que eliminan los vasos rotos con el láser, cómo son las cuerdas vocales cuando estamos afónicos o el trastorno que sufren cuando cantamos en falsete… Ah!, y también me pregunto si los de la NG escogieron a Tyler porque sería más sencillo grabarlo todo con semejante boca.

Trivia: por si a alguien le interesa, la canción que toca Aerosmith durante el concierto es Dream on.

También os puede sonar a Sing for the moment del rapero Eminem ya que utiliza estructura, samples y guitarras del clásico de Aerosmith.

¿Por qué hay que agitar el ketchup antes de servirlo?


Parece una pregunta tonta pero hasta hace bien poco los físicos teóricos que intentaban responder a tal pregunta no se ponían de acuerdo…

Veamos, acabas de hacerte una suculenta hamburguesa a la que solamente le queda un poco de ketchup para ser perfecta y tras el primer intento de servirlo no le da la gana salir del bote. “Bueno, voy a agitar el bote a ver si hay suerte… ¡¡MIERDA!!”. De repente sale un inesperado superchorro que inunda tu preciada comida. ¿A quién no le ha pasado alguna vez?.

A este complejo y traicionero fenómeno se le denomina ‘adelgazamiento por corte’ o ‘dilución por corte’ (en inglés shear thinning) y es más común de lo que parece… Aparte del ketchup se da en sustancias como la sangre, la pintura, la nata montada, ciertos aceites para motor o la mayoría de los plásticos derretidos.

¡Claro que sí…! La sangre se licúa al ser agitada, la pintura en la brocha es líquida pero luego en la pared no escurre y la nata en spray sale con aparente facilidad del bote para luego convertirse en un pegote que desafía a la ley de la gravedad… ¡Lo vemos más a menudo de lo que pensamos!.

Los entendidos en la materia suelen llamar a las sustancias que les ocurre este fenómeno fluídos pseudoplásticos y no, a Belén Esteban no se la considera todavía uno de ellos.

Pero bromas aparte, ¿por qué ocurre esto?. Hasta hace muy poco nadie se ponía de acuerdo con el problema pero para intentar atisbar un poco de luz el investigador Robert Berg del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (National Institute of Standards and Technology) diseñó un sencillo experimento que se debía realizar bajo una serie de condiciones especiales de temperatura y presión (también llamado “punto crítico”)… Y el mejor lugar para ello era la microgravedad del espacio.

La relación temperatura-presión del "punto crítico". Créditos: nasa.gov

La experiencia (llamada CVX-2) se programó para la misión espacial STS-107 de Enero de 2003 y consistía en observar cómo se comporta el gas noble xenón bajo esas ciertas condiciones que lo conducen al llamado “punto crítico” y que lo convierten en una especie de ketchup simplificado.

Explicado de una manera más sencilla, todo investigador científico necesita siempre simplificar el problema para poder estudiarlo y la salsa de tomate o la sangre no suelen ser molecularmente sencillas… Así que la idea fue transformar al xenón en un líquido que se comportara como estos fluidos y ¡problema resuelto!.

El día 1 de Febrero de 2003 la STS-107 del Transbordador Espacial Columbia había concluido su estancia en la Estación Espacial Internacional y se disponía a reentrar en la atmósfera pero un desperfecto en el fuselaje protector provocó su desintegración causando la muerte a los siete tripulantes.

El accidente del Columbia provocó un parón de dos años en las misiones de la NASA. Mejor no haré chistes sobre diluciones...

Antes del accidente ya se había transmitido parte de los datos del experimento pero milagrosamente de entre los restos del transbordador hallados en Texas apareció intacto el disco duro que contenía los resultados registrados durante la experiencia ideada por Berg.

Eso SÍ que es suerte y no lo de las serendipias.

El famoso disco duro. Créditos: nasa.gov

En fin, gracias a ello la comunidad científica pudo comprobar como se cumplía para fluídos simples una de las teorías más importantes que trataba el tema (la Teoría del Acoplamiento Dinámico de Modos) y así poder abordar con éxito el estudio del fenómeno en sustancias más complejas.

Aunque es un gran avance para cualquier tipo de industria me temo que a corto plazo seguiremos cargándonos las hamburguesas por echar demasiado ketchup…

P.D.: Si quieres información técnica y científica acerca del experimento date una vuelta por aquí o por aquí y si te da igual que esté en inglés puedes pasarte por aquí también. Con esta entrada he intentado contar más o menos lo mismo pero de una manera algo más sencilla… Espero que haya servido 😉