‘Portal’ en la vida real


Para quien no lo conozca, Portal es un juego de lógica en el que se tiene la capacidad de crear dos portales conectados visual y físicamente entre sí y que permiten viajes instantáneos y curiosos efectos o paradojas.

En la vida real sería algo alucinante…

Vodpod videos no longer available.

…Y que en un futuro lejano exista algo similar y nos permita viajar instantáneamente en el espacio (¡e incluso en el tiempo!) no es algo muy descabellado. Hay multitud de predicciones teóricas que posibilitan su existencia pero todavía hay mucha incertidumbre sobre el tema y ni tan siquiera se sabe si, de existir, serían estables y mucho menos usables.

Una manera genial de comprender el concepto —que aparece en Horizonte Final aunque creo que es obra de Carl Sagan— es la siguiente: coge una hoja de papel y dibuja dos puntos cualesquiera… Y ahora te pregunto ¿cuál es la distancia más corta entre dos puntos?.

Intuitivamente respondemos que la distancia más corta entre dos puntos es la línea recta, pero como el espacio-tiempo que ideó Einstein es deformable e irregular, la respuesta a la pregunta es cero. Coge de nuevo el papel y dóblalo de manera que  los dos puntos —origen y destino— coincidan y se conviertan prácticamente en el mismo punto, unidos por un hipotético agujero de gusano.

Si te interesa el tema puedes echar un vistazo al artículo de Wikipedia sobre los agujeros de gusano o ver este vídeo del Canal Historia donde lo explican de manera tan sencilla que lo entiendo hasta yo. 🙂

Vídeo vía Reddit | FanimeCon 2011

Nota: si algún físico o entendido en la materia lee esto seguramente necesite un paquete de kleenex para llorar a gusto. Soy consciente de ello. Se trata de una explicación de profano a profano con la mera intención de que al menos tengamos una idea sobre tan interesante tema. 😀

Infinitos toques


Hace unos cuantos años que este tipo de robots malabaristas proliferan por Internet y salones de róbotica pero jamás había visto uno con tal velocidad de procesamiento.

Este en concreto mantiene en el aire una pelota de ping-pong con la ayuda de la correspondiente pala. La pelota es monitorizada por cámaras de alta velocidad y registra su posición cada 10 milisegundos. Vamos, una barbaridad.

Después mueve la pala con los tres brazos y golpea hacia arriba la pelota cuando baja hasta determinada altura. Semejante sensibilidad le confiere una naturalidad impresionante e incluso le da para mantener durante cierto tiempo una segunda pelota.

Vodpod videos no longer available.

Por si le interesa a alguien, enlazo a los desarrolladores del robot: Paul Kulchenko y Emanuel Todorov, de la Universidad de Washington. 🙂

 

Este experimento es la leche


¡Gracias por los aplausos por tan excepcional título! Aunque deberíais reservar energías para el hipnotizante experimento que os traigo hoy.

Es bien sencillo, no hacen falta colisionadores de hadrones ni reactores nucleares caseros: primero llena un bol con leche de vaca, después echa colorante alimenticio y por último añade una gotita de jabón…

Y que no se te olvide abrir bien los ojos 😀

Vodpod videos no longer available.

Vodpod videos no longer available.

¿Algún químico o físico en la sala que pueda explicar la naturaleza de la reacción? 🙂

Como decían en Oink!… “Ya tarda Pablo Motos en copiarlo para su programa.

Pi*z*z*a


Nota: vale, es una pizza simplificada sin bordes… Pero en matemáticas es necesario modelizar las cosas para entenderlas mejor 😀

Por otra parte, “z” corresponde al radio y “a” es la altura-grosor de la pizza. En cuanto a la fórmula, es la del volumen del cilindro. Lo pongo por si acaso, todos somos profanos en algún lugar 😉

Robo-abogado y la Paradoja del Mentiroso


¿Por qué le explota la cabeza al robot?

Básicamente el pobre Robo-Abogado entra en conflicto al escuchar la pregunta del juez sobre si el acusado había mentido o no.

En ese momento tiene lugar un hecho paradójico. El declarante no quiere decir la verdad y sólo la verdad pero el hecho de negarse resulta ser propiamente una verdad.

Esta es una versión traducida por mí. El original -de inconfundible estilo y perfecto inglés- se encuentra en la tira homónima Cyanide & Happiness. (No sé cuántas veces la habré recomendado pero no me cansaré nunca 😉 )

PD: si te interesan este tipo de paradojas puedes pasarte por la Wikipedia y su artículo sobre La Paradoja del Mentiroso, ese listillo de la Grecia clásica que un día pensó:

“Un hombre afirma que está mintiendo. ¿Lo que dice es verdadero o falso?”

Y desde entonces ha traído de cabeza a numerosos estudiosos de lógica, matemáticas, lenguaje y filosofía que han intentado arrojar luz sobre dicha cuestión…

En busca de la felicidad


Alguien (y esto se lo enseñarán a mis bisnietas en las escuelas) tiene que explicar lo que es la felicidad. No sólo se trata de sentirlo; tienen que saber por ejemplo que la felicidad, como todas las emociones básicas y universales, es efímera. No hay nadie siempre con la cara de asco y de la misma manera no hay nadie que pueda ser feliz todo el rato…

Luego hay descubrimientos que hemos hecho con los años y que tienen que ver con cosas muy sencillas. El otro día en la calle una persona se me puso a llorar y le dije “no llores, dime qué te pasa” y me dijo “no, es que le quiero agradecer lo que me ha descubierto: que la felicidad está en la sala de espera de la felicidad. A lo que contesté “pero por Dios, si esto me lo enseñó mi perra, no me lo agradezcas a mí, si no a mi perra. Cuando le preparaba el pienso saltaba como una loca y otras veces cuando le ponía el plato debajo de la mesa unas veces era feliz y se lo comía y otras veces ni le hacía caso…”

Eduard Punset entrevistado en Hoy, CNN+