Un iPhone de 1995

Hace unos días comentaba orgulloso en Twitter que había tenido la suerte de comprar en GAME un ejemplar de The Dig por la simpática y maravillosa cifra de dos euros.

Contento por el hallazago noventero oculto en lo más profundo de los saldos, me acerqué al mostrador donde el típico frikivendedor esperaba con ansiedad algo que llevarse a la caja registradora. Sin mediar palabra le entregué el juego, esperando con curiosidad su reacción:

– Anda, ¿y esto… qué es? –dijo mientras miraba las fotos del reverso-.

– Es… Una aventura gráfica de los noventa, de LucasArts y con historia de Spielberg –intentando hacerle ver que la cosa merecía la pena-.

– Ah, qué bien -torciendo la boca con la incredulidad del que piensa “hay gente para todo”-. ¡Dos euros, quién dijo que los videojuegos eran caros!.

– Je, je, pues sí… ಠ_ಠ

Hay que joderse.

Por si nunca habías oído hablar sobre el juego, The Dig es una de las últimas aventuras gráficas de la edad de oro del género; aquella que sacó el máximo partido a esos feos ordenadores del primer lustro de los noventa. Sus rasgos más destacables son sus gráficos dibujados a mano, su música y ambientación y, sobre todo, la historia de ciencia-ficción ideada por Steven Spielberg y desarrollada por Orson Scott Card.

El protagonista sostiene algo familiar entre las manos...

Dicho todo esto iré al tema central de la entrada. Resulta que ayer me dispuse a probarlo y en la introducción algo me puso los ojos como platos: el protagonista saca un aparato para comunicarse con el transbordador que tiene una pinta muy familiar…

La pantalla inicial del flamante PenUltimate, juguetito del futuro.

La agenda, llena de colegas de parranda y tías facilonas

Videollamada en curso... Eso sí, en un blanco y negro muy futurista.

Táctil, videollamada, poco grosor, diseño minimalista, bordes redondeados… Leches en vinagre, what the fuck ¡es un iPhone 4G!:

Vale que la predicción sea sólo con doce años de diferencia pero no deja de ser una gran sorpresa teniendo en cuenta el avance y evolución que las comunicaciones han sufrido en esta última década. (Y sólo hablo del apartado tecnológico… El estético está clavado.)

Quizás sea casualidad, quizás era algo muy predecible o quién sabe si es que los jefes de producto de Apple jugaban en su época a The Dig y además tienen por máxima que el futuro ideado en el pasado es, en realidad, el ahora.

Nota: he encontrado en YouTube la intro del juego en español… Así podéis verla 😉

Vodpod videos no longer available.

(La verdad es que algunos doblajes podían haber sido mejores, pero bueno, algo es algo).

Anuncios

4 pensamientos en “Un iPhone de 1995

    • Gracias por tu opinión, parece que no pero gratifica mucho 😀

      He estado ojeando tu blog y me lo guardo en mis marcadores, me gusta ese odio que profesas hacia esta sociedad tan podrida xD

      Un saludo y gracias 😉

  1. Muy buena compi! mira que me lo pasé este verano, pero no caí en ese detalle xD

    P.D: menos mal que tienes paciencia….porque la vas a necesitar con ese juego! 😛

    • Hola Helen! No sé si me pondré ahora con él pero si que le probaré un poco uno de estos días, eso seguro.

      Paciencia ya la tengo de antemano reservada, los que gustamos de jugar a estas cosas la necesitamos… Ya no se hacen juegos como los de antes.

      Y en cuanto a lo del iPhone no sé, nada más que lo vi me quedé flipado y empecé a ver de qué año era el juego y eso jaja Spielberg siempre metido hasta las cejas en todo lo bueno 😉

      Ya te contaré cómo lo llevo 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s