Un par de tortazos a tiempo

Porque efectivamente, un par de tortazos a tiempo y bien dados ahorran muchos problemas y además son educativos. Millones de años de evolución han demostrado que son eficaces y debemos tener el cuidado de no confundirlos con simple maltrato infantil.

Y como muestra de que son necesarios cuando la cosa se desmadra en primer lugar os presento al pequeño y encantador Miguel, la primera derrota flagrante de Supernanny:

Vodpod videos no longer available.

Vodpod videos no longer available.

De todas formas si mi padre se pareciera tanto a Leonardo Dantés hubiera salido igual. Lo prometo.

En fin, tras unos años de crecimiento entre permisividad y libertinaje, el joven Miguelín se transformará en algo parecido al entrañable y fraternal caso de Nuria y Alexandra. Eso sí, espero que el gilipuella de Miguel no acabe llevando tanga y oros en las orejas.

Vodpod videos no longer available.

PD: es curioso ver cómo el único rasgo culto de las dos hermanas es un insulto… ¿Habéis llamado alguna vez a alguien “escuerzo“?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s