Una clase magistral de cancamusa en la SGAE

La verdad es que no sé en qué estaba pensando, pero me dio por visitar la página web de la SGAE y no podrían haberme puesto más de mala leche. Juro que jamás volveré a cometer el error.

Nada más entrar -y tras acostumbrar tus pobres ojos a toda esa cantidad de gifs moviéndose por la pantalla- no puedes evitar dirigir la atención hacia el principal titular del portal:

“El experto norteamericano Don Gorder imparte en España una Master Class sobre el negocio de la música en el siglo XXI”

¿Quién cojones narices es ese Don Gorder?.  Créeme, no es nadie, pero de repente te preguntas si se han vuelto locos y por fin se han dado cuenta de que su visión del negocio de la música es erróneo… O que realmente la Master Class va por otros derroteros.

Al comenzar a leer el artículo las respuestas no tardan mucho en llegar, especialmente con fragmentos como los que siguen:

La iniciativa tiene como objetivo analizar las posibilidades que tiene para los profesionales el cambio de modelo de negocio que se está produciendo en la música. (…)

El negocio de la música, hasta ahora, se había basado en la comercialización de la música y en la consecuente generación de ingresos.La cobertura de las emisoras de radio y de la prensa era esencial para alcanzar el éxito. Los sellos discográficos controlaban la situación. (…)

Esta es la nueva realidad de la industria musical, y todos los principales implicados (artistas, sellos, promotores, comerciales, representantes, editores, etc.) se están adaptando a ella.

WTF. La última frase es la hecatombe interplanetaria… ¿Todavía se están adaptando a vivir del cuento y a matar moscas a cañonazos?.

Que baje Jack Bauer y lo vea; ¡vaya colectivo tan castigado ese, el de los Loquillos y las Rosarios, que seguro que no llegan a final de mes y se están muriendo de hambre…! Y mejor no hablemos de los chicos de las discográficas, que ahora sólo pueden permitirse alicatar con mármol dos de sus siete cuartos de baño.

Txus di Fellatio, David de María, Rosario Flores, Chenoa y María Toledo... Qué raro que estos genios vendan pocos discos.

Tamaña clase magistral de cancamusa ya nos parece suficientemente asquerosa pero no, hay más. Busco al tal Don me cae Gorder en Google Noticias y en una nota de EFE me encuentro con esto:

“También engendró [Napster y las descargas de música] una generación de personas que nunca aprendió el valor de la música. Para muchas de ellas, la música es gratis y debe ser gratis, y ante eso, que es un robo, debería prevalecer la protección de la propiedad intelectual.

La forma de hacerlo podría ser recurrir a lo que se denomina la legislación de los tres golpes, es decir, un observatorio graduado que vigile el pirateo reincidente y persiga a sus autores, aunque el tercer golpe, el de corte de servicio de Internet, cree que debería aplicarse sólo a los infractores más serios.”

Claro, nosotros no sabemos lo que es el valor de la música pero en la SGAE ven normal que un LP valga casi 20 euros. Lo triste es que son ellos mismos los que están destruyendo la música y el cine con tanta subvención y pago anticipado… No me extraña que el colapso sea inminente.

Y bueno,  lo de los tres golpes mejor no me paro a pensarlo porque suena totalmente a épocas pasadas. Épocas en las que las artes estaban también muy subvencionadas…

Leni Riefenstahl, la cineasta de las producciones propagandísticas de la Alemania nazi

Vale, llamadme exagerado, pero reconocedme que todo esto de los golpes no tiene un tufo a Gestapo…

En fin, dejemos a un lado la Ley de Godwin y aferrémonos a nuestros sentidos del humor: me encantaría ver las caras de Ramoncín y Teddy Bautista al ver un genial spot de Ufesa de hace un par de años que va cargadito de ironía:

https://exopolis.files.wordpress.com/2009/12/dongorder.pngLa iniciativa tiene como objetivo analizar las posibilidades que tiene para los profesionales el cambio de modelo de negocio que se está produciendo en la música. (…)

El negocio de la música, hasta ahora, se había basado en la comercialización de la música y en la consecuente generación de ingresos.La cobertura de las emisoras de radio y de la prensa era esencial para alcanzar el éxito. Los sellos discográficos controlaban la situación. (…)

Esta es la nueva realidad de la industria musical, y todos los principales implicados (artistas, sellos, promotores, comerciales, representantes, editores, etc.) se están adaptando

Anuncios

2 pensamientos en “Una clase magistral de cancamusa en la SGAE

  1. Pingback: Una clase magistral de cancamusa en la SGAE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s